Empresa Portuaria Talcahuano San Vicente
 

Corporativo

/ Nuestra Historia
Luego del traslado de la ciudad de Concepción al Valle de la Mocha, desde su antigua ubicación donde hoy se emplaza Penco, Talcahuano se alzó como el más importante puerto de arribo y amarradero de naves entre el Estrecho de Magallanes y las costas de esta región del país. 

El gobernador de la época, Antonio Guill y Gonzaga, por medio de un decreto firmado en 1764 legalizó el puerto y gracias a ese documento Talcahuano se convirtió en Puerto de Registro de la Gobernación de Chile.

Estaba ubicado en un lugar que hoy se conoce como Canal El Morro, una planicie en la que se emplazaban varios muelles particulares a través de los cuales se realizaban labores portuarias en forma muy precaria, ante la ausencia de un espigón. 

Como consecuencia del aumento de la actividad portuaria y embancamiento del Canal El Morro se inició, en 1915, la construcción del malecón fiscal Blanco Encalada. Más tarde, bajo el gobierno de Arturo Alessandri Palma comenzó la instalación del actual espigón fiscal del puerto de Talcahuano, el que se caracterizó por emplear, por primera vez en la historia del país, tablaestacas mecánicas. 

En 1968, y debido a la mayor demanda de servicios portuarios, comenzaron a desarrollarse las obras de ampliación del espigón, las que culminaron en 1973, con lo que se agregó un nuevo sitio de atraque para el terminal. 

En atención a que el tonelaje y calado de los buques seguía aumentando -mientras la profundidad del espigón de Talcahuano se convertía en una limitante para su desarrollo futuro- a principios de la década de los '60 se creó un proyecto para emplazar dos sitios de atraque en la vecina bahía de San Vicente. 

Así, la Empresa Portuaria de Chile (Emporchi) dio luz verde a la construcción del puerto de San Vicente en noviembre de 1968, obras que finalizaron exitosamente en 1974. 
 
Dada la evolución y crecimiento del comercio exterior chileno, se debian efectuar importantes inversiones en los puertos, razón por la cual el Estado de Chile  promulgo el año 1997 la Ley N° 19.542 sobre modernización de los puertos estatales. De paso se constituyeron los puertos en empresa portuarias autónomas.